20 febrero 2006

 

Que Dios nos coja confesados

Sin campanas ni estatuas, Nuestra Señora de la Red es una iglesia muy moderna que lleva funcionando en internet seis años, con textos evangélicos, cuadros y rezos para aprender a orar durante la Cuaresma. Nuestra Señora de la Red acoge a 25.000 internautas por mes. Con un golpe de ratón, www.ndweb.org, podemos encontrar textos evangélicos, cuadros y las aventuras de un personaje llamado Lafleche. Por tercer año consecutivo, se puede aprender a rezar durante la Cuaresma, tiempo de penitencia y conversión para los católicos antes de Pascua. En 2005, más de 1.300 internautas del mundo entero participaron en esta ciber-retirada. El sitio fue lanzado en el año 2000 por un jesuita de 44 años, Thierry Lamboley, y una monja, Ghislaine Pauquet. “Al principio, lo lanzamos a título experimental”, cuenta el sacerdote, que se muestra sorprendido por la forma en que la gente recibió la página.
Los religiosos tuvieron que buscar cómo afrontar la contradicción entre este medio virtual y el cara a cara privilegiado de la tradición espiritual de San Ignacio de Loyola, fundador en 1540 junto a San Francisco Javier y Pierre Favre de la Compañía de Jesús, que festeja este año su Jubileo. El sitio permite rezar a partir de un sitio web gracias a vínculos con el sitio del Museo Marc Chagall y otros de actualidad general. Un libro de oro permite a cada uno dejar un mensaje, y ya se han recibido de 50 países diferentes. En el foro de rezos continuos, cada uno comenta sus penas o alegrías a Nuestra Señora: “Tengo miedo de la gripe aviaria, protégenos” o “gracias por el bello día que hemos pasado” son algunos de los que podemos leer. Ver para creer y es que, hasta donde no llegue Internet...

Comments: Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Google Maps
Estadisticas web
abastodenoticias.com, Contenido para tu web
Mensajes cortos
Búsqueda rápida
Música para desconectar...



Powered by Castpost  Bitacoras.com Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.