18 febrero 2006

 

El precio de estar informados

El futuro del periodismo digital pasa por el pago por contenidos
El periodismo en Internet camina a paso agigantados. Sin embargo, la acepción de periodismo en los medios digitales se debate entre la aceptación de un público cada vez más exigente e informado y el recelo que despierta en los medios tradicionales. Hablo de los llamados periódicos digitales. Ejemplares gratuitos al alcance de cualquier ciudadano con tan sólo un click.

Los diarios únicamente electrónicos nacieron como todo proyecto empresarial, repletos de buenos propósitos pero con la semilla de la duda, una duda que comienza a florecer sobretodo en lo referente a los modelos de negocio iniciados durante la puesta en marcha de una nueva generación de prensa. En algunos casos debido a la necesidad de proyectar una imagen grandilocuente, en otras debido a la indefinición e incertidumbre propias de algo no consolidado, etéreo y dudoso. Es la escasa rentabilidad de estos medios lo que ha afectado al devenir de las empresas digitales.

Un problema que presenta la prensa digital y más concretamente el periodista dedicado a rellenar píxeles es el de la falta de credibilidad entre sus propios compañeros de profesión, aunque eso sí, compañeros dedicados a la prensa tradicionalista. Un estudio realizado por la estadounidense Online News Association (ONA) muestra que los usuarios aceptan las noticias en línea como una fuente más de información. Valoran sobre todo la frescura de las noticias. Un 13% afirma que confía más en ellas. A la inversa, los profesionales no las consideran tan fiables: los periódicos siguen siendo las fuentes de mayor credibilidad (95%). (
http://www.galeon.com/periodismo-digital/futuro.htm) Los periodistas digitales no son reconocidos por sus propios compañeros a pesar de serlo en el mercado de la opinión pública.

Mucho se ha hablado, y se seguirá hablando, del pago por contenidos. Algunos medios ya lo ponen en práctica sin embargo para otros muchos dar el paso se ha convertido en un quebradero de cabeza. A pesar de la falta de financiación, del considerable retroceso experimentado en la inversión publicitaria en medios digitales o de los costes de producción que supone el periodismo digital, los empresarios responsables del nuevo periodismo continúan reticentes a cobrar por informar, una seña de identidad con la que los electrónicos se presentaron en primera plana de la opinión pública, quizás su mayor arma de cara al público. Fruto de ello es la gran afluencia de navegantes que acuden a las webs para informarse, comparara noticias y extraer conclusiones de todo el haz de prensa digital existente en la red. De esta forma, es el periodismo tradicional el que se encuentra en alerta roja ante la creciente competencia de un enemigo voraz con hambre de lectores, el periodismo digital.

A pesar de todo esto, el periodismo digital ha de contar con una serie de pautas para no dejarse arrastrar por la corriente escrita, más aún si en un futuro se decide a dar el salto definitivo y unificado hacia el pago por contenidos.

Contar con una calidad contrastada frente a cantidad en la que las informaciones que aparezcan no proliferen en la red siendo exclusivas del medio. Dirigirse a sectores específicos de la sociedad, especializándose de forma que atraigan el interés del lector. Finalmente, la inmediatez se convierte en el signo identificativo del periodismo digital. La red permite actualizar instantáneamente los contenidos de la página permitiendo al lector estar informado de todo cuanto acontece de forma paralela al momento en el que la actualidad se origina. Todo ello con rigor, seriedad, claridad y un análisis minucioso y profundo hacen del periodismo digital el periodismo del futuro.

Resulta interesante destacar para finalizar una reflexión extraída del VI Congreso de Periodismo Digital (del 2 al 3 de marzo de 2006 en Huesca se celebrará el
VII Congreso Nacional de Periodismo Digital) en la que se indica que “los periodistas digitales deben esforzarse en informar de otra manera, manteniendo la actitud humanista que siempre ha caracterizado el buen periodismo y reflexionando sobre cuáles son los contenidos que interesan de verdad a los lectores. Los medios digitales necesitan ante todo buenos periodistas que sepan, además, aprovechar todas las virtudes de este nuevo medio”. No tiene mayor misterio. Se trata de aprovechar la base establecida por el periodismo tradicional para conjugarla con las ventajas que aporta una nueva forma de hacer periodismo, el periodismo digital. Por que, al fin y al cabo, el periodismo sigue siendo periodismo, tanto en una hoja de papel como en una pantalla de ordenador.

Comments: Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Google Maps
Estadisticas web
abastodenoticias.com, Contenido para tu web
Mensajes cortos
Búsqueda rápida
Música para desconectar...



Powered by Castpost  Bitacoras.com Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.